.

DIA DE LA MADRE

 


imagen floral


    El día de la madre se celebra en primavera. Cuando renace todo de nuevo en la naturaleza.   

"Deméter, o Demetra, ("diosa madre") es la diosa griega de la agricultura, nutricia pura de la tierra verde y joven, vivificador ciclo de la vida y la muerte, y protectora del matrimonio y la ley sagrada. Se la venera como la "portadora de las estaciones". 

He aquí su relato:



   Perséfone, es su amada hija.

  Perséfone estaba en un lugar paradisíaco y bucólico, acompañada por hermosas ninfas que se entretenía en recoger flores silvestres que crecían entre la hierba espesa de las verdes laderas.

Narciso
En esto, descubrió un narciso, cuyo olor y colorido le atrajo de inmediato; en cuanto se agachó para acariciarlo cedió la tierra bajo sus delicados pies y se formó un enorme agujero del que emergió la figura de Hades, el dios del Tártaro y del abismo. Enseguida sujetó a Perséfone y la introdujo en sus dominios subterráneos, mientras que la infeliz muchacha sólo tuvo tiempo de gritar y llamar a su madre.


 jugando

después de haber oído tan desgarrador grito, proveniente de la garganta de su hija, la diosa Deméter perdió la razón y una terrible angustia se apoderó de ella.

 Helios, el dios Sol, que, desde su altura, lo veía todo, le confirmó sus sospechas: el ladrón de su hija había sido Hades, el dios de la oscuridad y de las tinieblas insondables del abismo.

pasando el rato

Todo comenzó cuando Afrodita pidió a Eros que lanzara una de sus flechas a Hades.

 


Deméter acaba descubriendo la confabulación que se había formado para raptar a su hija y en cuanto supo que el fatídico narciso lo había puesto allí Gea, es decir la Tierra, porque así lo había ordenado Zeus, se negó a vivir en el Olimpo y exigió la liberación inmediata de su amada hija y se niega a bendecir la tierra mientras no esté a su lado Perséfone.


primitos


  Hermes, el mejor mensajero de los dioses, baja al Tártaro a pedirle a Hades que la libere. Más el astuto rey de las sombras le ofrece a su amada un grano del fruto del granado, que simboliza la unión indestructible y por el Perséfone quedará ligada para siempre a las moradas subterráneas y a su dueño.

la timba
  Desde entonces, se establece que durante seis meses la muchacha vivirá con Hades, mientras que otros seis meses deberá pasarlos con su madre en el idílico Olimpo. Deméter acaba aceptando y, por fin, queda resuelto el asunto.


     Perséfone volverá una parte del año con su madre, pero pasará otra con su marido, Hades, en los infiernos. Y es por eso por lo que, año tras año, cuando Perséfone regresa, Deméter vuelve a cubrir la tierra de flores y frutos.

  Y Ahí termina el relato de lo ocurrido en el Olimpo, espero que os haya gustado, y que estemos aquí para contároslo el próximo año.

ivonne
¿Me quieres seguir?