.

Genero X-Y Sexo

 
   Este blog no es uno de esos sitios que soportan un trafico y visitas increíble, tampoco podemos decir que sus contenidos sean fabulosos.  Tal vez sea porque desde un principio este blog no se creo con tal propósito.  Sino desde la modestia, para reunir amigos, hablar, discutir y poner opinión en cualquier tipo de interés, tanto de actualidad, como cualquier otro ligado a nuestras aficiones o gustos personales y culturales.
    Fue este un lugar que parecíamos haber idealizado - yo en concreto- con; La casa Rosa, sinónimo de felicidad, un lugar de encuentro entre amigos, para compartir cosas, momentos, sobre todo momentos de mágicas sonrisas, cariño, amistad y un inmenso amor por la vida, la naturaleza, el mundo.

  Ese momento paso cual cometa fulgurante iluminado por nuestras vidas y luego... se fue.  Pero no se apago sin más; sino que continuo su viaje de insondable inmensidad del que nunca sabremos si volverá  a pasar. Antes de continuar ese viaje a alguien se le ocurrió la genial idea. ¿Podemos hacer el club de la composición?. Parece que suena a película... "El club de los poetas muertos" Llegué a pensar con indiferencia. Sin saber que ese momento quedaría unido a mi por una explosión termoplástica de fotocelulasmadre de energía pura. Fue imperceptible, yo diría que paso desapercibido y nadie se dio cuenta, y continuamos sonrientes como si nada hubiera pasado con el te calentito en nuestras manos, mientras ligeras ondas de rayos violetas primero traspasaron nuestros cuerpos distraídos, con sus ideas en su interior, emociones, preocupaciones etc. Al final una gran sacudida de rayos gamma, aniquilo, de nuestro complejo de aminoácidos, cadenas micro celulares enteras. Dejando un organismo nuevo, próximo a la neutralidad, el equilibrio.
   
                Ese momento se llamo "La primera luz".

   Si Supuestamente este blog tuviese visitas multitudinarias creo que no cambiaria en nada. Porque lo importante creemos que es compartir. Eso quiere decir que cuantos más seamos mejor y que nuestra casa siempre tendrá las puertas abiertas. También  escuchamos los consejos de las personas que se han acercado hasta aquí y a los que les damos las gracias por venir y mostrarnos otros caminos. Gracias, sin vosotros es imposible todo.

  Pues lo que compartimos es simple, como la vida misma.