.

Susa-San

ACERCA DE LA LIBERTAD
 
La libertad no existe de la piel para afuera,
ni cabalga montada en los zapatos
cansados de seguir huellas ajenas.
Es un río que corre por la sangre
donde la barca del ideal navega.
No existe si es sólo una palabra,
porque tiene en el hombre,
la misma dimensión de su conciencia.
El hombre nace esencialmente libre,
a poco andar la vida lo encarcela,
con reglas inventadas fabrica los candados,
y con hipocresía le va labrando rejas.
Y sólo queda libre el pensamiento,
único altar donde el tirano jamás llega.
Yo me siento más libre en mi silencio.
En su silencio son libres las estrellas.
¿ De qué valen las mil voces del río,
si en el mar terminan prisioneras…?
La verdadera libertad del hombre,
está dentro de sí y no necesita
agitar en su mano un bandera.
 
 
Silvia Angélica de Lázzeri (rionegrina, Argentina)