.

Estación sin numero

  hormigas

      Empiezan a acortarse los días y apenas me enteré de que había llegado el verano. A no ser por aquella temprana mañana al despertar y su cálida corriente, que como larga y pura caballera de seda, nos vino de éter sagrado del corazón virgen de NUESTRO gran Sahara. Espejismo floreciente y cuna de civilizaciones. ¡Ay! Morenita. Que calor…

       Y es que repentinamente alcanzamos los 40 y algo más. ¡Que forma de pasar el tiempo! ¡Bárbaro! ¡Demencial!robot

   Como casi todo parece que ahora es repentino… ¿será por la velocidad en que nos movemos? ¿Por la velocidad a las que vuelan las noticias? O más bien… ¿Sera por la velocidad computacional a la que hacemos mover, que se muevan las cosas? Humanos y maquinas, maquinas y maquinas, plantas, animales, hombres y mujeres, maquinas y viceversa. Creo que aún los mares y océanos están quietos a su voluntad; Como nubes, vientos y volcanes, que nos azotan cuando placen, sintiendo nuestra pequeñez.

     No es suficiente y necesitamos más, más velocidad computacional para alcanzar nuestro propósito, que en nada difiere en la de otros seres vivos, incluidos virus y bacterias. Ya que es algo tan primitivo como la consecución de una especie que habite el universo con garantías de permanencia o supervivencia genética. De esto se desprende que habría de ser necesario que apareciese la supremacía de alguna especie en detrimento de otras y en consecuencia diferentes formas de vida, de organización, con sus múltiples estrategias de adaptación y desarrollo. Aumento constante en sus técnicas y  conocimiento adquirido, en la experimentación, exploración y de cualquier otro desarrollo que concluyera en un trasvasase de ese desarrollo innato a la especie predominante y a sus niveles culturales y/o de civilización, ya que es la forma normal de ser comprendido o asimilado cualquier avance en tasas altas de un aprendizaje concreto, porque toda novedad perturba la apacible tranquilidad de los seres sociales. Es decir su realidad... Que estará basado en su entidad y estilo de vida. Que solo la comprensión puede aceptar o rechazar. Quedando implícito el argumento sobre la utilidad de todas las cosas.

Como consecuencia nuestro conflicto humano del ser y estar, o mejor dicho del saber y estar. Que es la compresión de cada tiempo y cada realidad y que viene a ser siempre el mismo con fenómenos distintos en cada época, ya fuesen sociales o ambientales.

opositor_rebelde_sirio


”Paradigma
de las especies evolucionadas
 


 

Y que más da si en definitivas cuentas ejercer el control sobre toda existencia fértil o estéril, es el éxito alcanzado de un grupo, extragrupo, intragrupo o cualquier otra condición social que pueda existir, con tal de que se de en esa condición el que esté integrada por su forma determinante y primordial de “ENTE”. Y este puede ser la efigie de un billete de 100 Dólares, como cualquier otro símbolo, desde las aspirinas Bayer, hasta los símbolos religiosos, como al señor director y propietario de la compañía líder en hidrocarburos del golfo, con nombre y apellidos. Pues todos tenemos las mismas particularidades implícitas según ese gen común y primitivo. La diferencia estriba en el modus operandis para acceder a esa supremacía, ya que las finalidades nos dan la oportunidad de entender mejor y modificar, fenómenos y procesos incluso naturales, que proporcionaran resultados distintos dependiendo de sus patrones casoalisticos incluyendo el de el destino de muchas especies. El efecto- causa- efecto,  de las culturas.

     ¿Aberración humana? ¿inteligencia consciente ó inconsciente? ¿Ambas? ¿Todo? ¿Nada? ¿Dios? ¿Hombre?  ¿Materia? ¿Energía? ¿Continente o contenido? ¿que tiene mayor importancia? ¿es justo? 

rebajas Dado el valor que damos a nuestra economía global, que crece hasta dimensiones virtuales y ficticias, llegando a ejercer explícitamente ese control “SUPREMO” destino de muchas especies y de la  especie predominante misma, y que además parece alejarse de aquel propósito común y principal, que era la supervivencia, más allá de espartanos contra atenienses. Ya que todo ese crecimiento especula directamente sobre cosas o bienes limitados. Y dudo mucho que sea este “individuo-ente” de hoy, predominante en su actual organización quien ejerza ese control sobre el futuro de su especie, más allá de su propia autoaniquilidación, sin estar sujeto primero a la moral y ética de generosidad y bondades humanas, en la firmeza y rango de sus valores, ya que es el egoísmo lo que practica. En todo caso su derecho a ejercer ese control ha de ser algo  pasajero y breve, porque la responsabilidad que requiere ese control, es el éxito de una especie y solo el éxito, y este control esta corrompido en el poder mundial y económico. Aquello que hace estúpido al hombre. Y esto no es más que una realidad.

Esta mañana al abrir mi ventana me sorprendió este espejismo mitad tormenta del desierto, mitad polución contaminante de suicidio colectivo, ya que es posible que nos gaseen a todos. Pero aún así sigo preguntando por el humanismo, la humanidad. ¿Donde se encuentra? ¿quien nos da esas migajas sobrantes? ¿quien nos fríe en esta sartén de mentiras? Porque…¿Porque en todas partes y fablas del mundo oímos: ¡Desastre! ¡Calamidad! ¡Barbarie! ¡Corrupción!? ¿No creen que el propósito común ya debería de bastar por si mismo, como punto de partida y de encuentro pacifico entre culturas? ¿Es que no hay un porcentaje infinitamente mayor de todo lo que nos une de lo que nos separa? ¿No deberíamos buscar la armonía para reunir todos nuestros esfuerzos en una dirección? Nosotros los que no sabemos nada, los que no tenemos estudios, los que nuestra ignorancia solo nos permite hacernos preguntas y Reflexionar sobre cada pregunta un momento… Sin llegar a dar una explicación certera o definitiva. Nos queda la intención de dar una explicación lo más adecuada posible. Y es que veo llegar esta corriente cálida y enseguida se me ocurren comparanzas, formas distintas de vida, costumbres, músicas, danzas, y según soplen los aires aún percibo un eco mucho mayor, quizá de nuestra historia UNIVERSAL y entonces esbozo una enorme sonrisa junto a todos los pueblos unidos por un propósito común. Astronauta

Nuestra especie permaneció a cal y canto aislada en grupos pequeños, es decir adaptándose, durante miles de años. Durante el transcurso de estos largos periodos claro que los humanos se desplazaban continuamente y crecían en grupo a medida que lograban tener éxito. Ya me imaginaba yo andando por el desierto, que en mucho se asemeja a mi vida, pues creo que soy bastante solitario, que no vacío, inhóspito, que no inaccesible, aislado que no asocial, remoto, que no invulnerable. ¿Pero como se puede vivir en condiciones tan extremas? Son pocos los humanos que lo hacen, por algo los llaman desiertos, están en todas latitudes y lugares del mundo, algunos son helados, otros tórridos, unos están en las cúspides rozando la estratosfera y los demás en las profundidades del mar. Y he aquí sobre nuestro aprendizaje, el ambiente y estilo de vida, de la cultura, de los hombres del mar, de la montaña, el desierto. Luego civilizaciones, imperios, naciones y países hasta nuestro tiempo.

  Tiempo en que es normal ver a la especie Sapiens vivir en gran bullicio y ajetreo, con gran gentío de muchedumbre y masas, plaga de acampados en un mismo lugar, no de miles sino de millones, y no en tiendas o yurtas, si no en mega ciudades, cúspide su desarrollo y organización, como termitas royendo un mundo como si les perteneciera y no tuviera fin. Es la modernidad. Y aunque existen muchas medidas y correcciones ¿no es esto una irresponsabilidad? 

       ¡El planeta esta vivo! y necesitamos su permiso para habitarlo. entre otras cosas los habitantes del desierto lo saben, ¿Quien gestiona esta documentación? ¿quien lo solicita? ¿Donde puedo dirigirme? ¿Es el éxito demográfico una ventaja?

       La gran mayoría de nosotros ni siquiera sabe donde ha nacido, creo que ninguno. Es evidente que del vientre de una madre. Pero nadie ciertamente conserva plenamente esa memoria, sino que hemos de creer a quienes nos gestaron. Y en si aparecemos de pronto aquí, en este momento, haciéndonos un montón de preguntas. Queriendo huir del pesimismo que nos persigue y encontrar libertad.

     Porque perder el control puede ser real. Como perder la noción del tiempo la mayor libertad. El desierto dicen que es el lugar más silencioso del mundo, donde entran ignorantes y salen profetas.

     ¿Queridos amigos, no es el logos el bien más preciado? 

la _casa _rosa