.

Canfranc-Estación

     
       Creo que fui el primero en llegar a la estación de Delicias de Zaragoza. 

 Estábamos en la recta final de las fiestas patronales de Salamanca - Virgen de la vega del 7 al 15 de septiembre- que como siempre me aburren hasta la saciedad, y siempre que he podido he salido esos días fuera de la pequeña ciudad burguesa de orillas del Tormes. Hoy actúa Rosendo mercado en la plaza mayor, el monumento más representativo de la orgullosa ciudad. Este tipo de eventos a llegado a crear polémica por la cantidad de watios que utilizan estas bandas de rock en sus actuaciones, que algunos creen perjudiciales para las doradas piedras del ágora Salmantino y por tanto en la obligación de proteger de dichos conciertos.

   No me gusta mucho el bullicio, y para mi gusto esta es una ciudad bulliciosa ya por si sola. Gracias a eso que llaman cultura del ocio, que se trata de tener deambulando noche tras noche a una marabunta de prodigiosos o maliciosos universitarios.

La plaza mayor es el monumento enseña  junto a su universidad; y ambos causantes de que la ciudad -muy culta y limpia-  fuera declarada patrimonio de la humanidad por la U.N.E.S.C.O. allá por el año 88.

   A mi con todo respeto me parece esta; ciudad de pantomima, el culo del mundo, donde vienen de todas partes de España, de Europa y de cualquier otro lugar del mundo, principalmente a aprender. ¿Pero que aprenden?  Creo que la inmensa mayoría a obtener unos resultados, recursos, y status social; Que traducido seria algo similar; como la consecución de esta secuencia más o menos globalizada de occidentalismo: Trabajo, casa, familia, vacaciones, trajes de Armani, otro coche, la segunda vivienda, el plan de pensiones, una fabulosa segunda luna de miel y sepultura.

 ¡Demasiado efímero! Pienso que es mejor "chicas y dinero".   Y la mejor aventura.

  Aprender que pueden existir otras metas donde ver como las  grandes diferencias dejan de cohabitar, crecer y persistir. Que la sensatez es educada, aprendida y comprendida. Que la ligereza depende del uso de la libertad de que dispongamos y la justicia de nuestra propia conciencia.
   
  ¡Salgamos! entonces de donde ejercen el mercadeo cuatro amigotes oportunistas, que llegaron aquí muertos de hambre, gracias al apoyo de los centros de poder apolillados, rancios, oscuros; que manejaron la confidencialidad y la información a su antojo, nepotismo, trafico de influencias, competencia desleal; instituciones que ofrecieron ampliar más si cabe el caciquismo, la servidumbre y clientelismo político, identificados por unas siglas o unos símbolos partidistas, cada cuatro años tras unas urnas electorales, del juego democrático. Dando un puntapié a todo aquel, que con suma paciencia, con mucho esfuerzo y sin la más mínima ayuda, trato de hacer una vida más sana y fácil a los demás, en una España oscura y cruel; y no hablo ya de organismos caducos; Si no de gentes trabajadoras, sencillas, humildes, que siempre atentos y alegres, durante cuarenta años sostuvieron y trataron de mantener la ilusión de una España Grande y Libre, lejos de cualquier ideología déspota e irracional.

    Osea que lo que antes era SI ahora es NO, y que lo que ahora es NO antes SI, ¡entiendes!. Vamos que según soplen los aires se cambia más de camisa, chaqueta, abrigo o gabán; que de tendencia los mercados financieros.

  Esta de ahora más que de una cultura popular, debería llamarse de populacho, chusma, masa sin más. Que se lo traga todo sin pensar.

   Creo que para una persona honrada sería imposible pervivir en esta clase de circo. Angustioso, axfisiante, bochornoso e incluso demasiado peligroso, para alguien como el. No me extraña que Diogenes fuera a plena luz del día buscando a un hombre justo, cuando criticaba a sus gobernantes. En algunas cosas no cambia en nada nuestra civilización.

  Bueno ya esta bien de meterme con mohosos chupatintas del tres al cuarto.

  Hacen de teloneros unos viejos amigos mios Mr. Blus. con Rafa "palomares" y Santi "Tamariz", solo falta Javi "Mayor" que yace por los pagos de Guipuzcua con su contrabajo. ¡Que lo pasen bien! Yo me voy...

    Eso es salgamos amigos, de las garras de los manipuladores y aprendamos a compartir, aprendamos a escoger las piedras del camino.

   Antes de subir al famoso Talgo nos han pasado los equipajes por una cinta de rayos x. Da la sensación de que vamos a subir a un tren moderno. Pero esta acción solo la hacen por la alarma que causaron los ataques terroristas en Nueva York, Madrid, y Londres después de la reunión de los tres homónimos mandatarios en las Azores y el posterior ataque al régimen de Sadan. Amenaza que  persiste desde entonces, en los aeropuertos y estaciones de casi todo el mundo. 

    Ya estoy en este simpático Talgo orgullo de los ferrocarriles españoles de los años 70 que pronto comenzara a dar saltitos por las retorcidas vías en su alternativo traca-ta y violento vaivén.

   Además es un poco claustrofobico este tren. Me doy cuenta de ello por la cara de angustia que se nos ha puesto a mi y a las tres señoras que viajamos en el mismo vagón. Y no es para menos pues los coches están iluminados con unas luces blancas de quirófano y las ventanas son de espejo de sala de interrogatorio policial, que no dejan ver nada. 
 
      Por estas fechas ya necesitamos un poco de abrigo, y el tren lleva encendida la calefacción, que parece una vieja estufa, saliendo el aire por unas rendijas. Creo que todos en el mismo vagón pensamos lo mismo. ¡Que se haga de día!

   La primera parada es en Cantalapiedra, y el revisor se ha acercado pidiendo billetes. Al llegar a mi altura, me dice que voy en un asiento confundido y que me mueva al asiento que me corresponde, porque el tren va completo. A mi me da igual ir en un asiento que en otro, pero le he digo al revisor que me indique por favor cual es, porque han conservado la antigua numeración y encima han puesto otra, dando lugar a error. La verdad es que el revisor se ha manifestado como una persona totalmente desagradable y me dice cual es el asiento de mala gana. Creo que deberían prohibir viajar a estos trabajadores con los viajeros, y a este tipo de personal, les deberían asignar otros trabajos no tuviese contacto con personas. Pues estando para ayudar y facilitar, el transito de pasajeros, es muy inoportuno les salgan chorros de vinagre por todos sus poros. Una hoja de reclamaciones no vendría nada mal para este servicio en cada trayecto.

  Voy leyendo las hojas fotocopiadas de Seicho- no ie, que me envió Hiroko. Después de que perdiera el libro de "La cartilla de la vida" y me atacara una serpiente en la oscuridad.  

             Eres como la rosa de Alejandría,
morena salada,
de Alejandría,
colorada de noche blanca de día,
morena salada,
blanca de día.
      (La rosa de Alejandría de Vazquez Montalbán)

  Empezó a despuntar el alba por la hermosa estación de medina del Campo, que como figura de encaje comenzó a vislumbrar el ecléctico modernismo de su figura, solitaria y trasnochadora, donde aun se percibe el frió de su hierro capitel. Empieza hacerse de día y llegamos a Valladolid Campogrande, que podrían haber llamado Camposanto pues cruzamos todo un lado el cementerio con sus cruces, que parecen aspas blancas de molinos que ahora cruzan los campos castellanos. Y este campo amanece con un rostro juvenil inigualable, en su inmensidad, que parece infinito, un océano azul, puro, profundo, en doradas tierras. La sobriedad de sus anchas espaldas de vid, cebada y centeno de Castilla; Su humildad es su nobleza. 

  Y luego esas tierras más altas de otros castellanos, que son los de Burgos, con los rostros más fríos y los corazones más cálidos. Toscos rostros, pero sensatos y más abiertos que cualesquiera de sus parientes mesetarios. Es un valle Burgos el que recorre el Arlazón, cruzado de numerosos puentes, donde se alza la estatua del Cid Campeador, La puerta de santa maría, monasterio de las huelgas, el castillo o su impresionante catedral. Y estas aguas son puras donde se ve discurrir todo su lecho en el frió enero, de cantos rodados, pálidos aires, rojizos rostros. Se nota ya que estamos al norte.     

  La calefacción sigue en marcha, y es que al despuntar el alba es cuando más refrescó. En esos momentos de quietud en los llanos, o en los paramos, cuando se detiene el viento y en el que las almas levitan en busca una sola realidad; el nuevo día. En Bancorvo se desvían los trenes hacia las vascongadas, y una fila de viejas montañas hacen de frontera natural, como un capricho de nuestra sabia naturaleza, queriendo designar a otro país, razón de nuestras identidades.

  Enseguida entramos en los dominios Riojanos, donde existe un perfecto equilibrio en su paisaje, de la que fuera la mejor de las campiñas castellanas y ahora comunidad autónoma uniprovincial. Aquí moran los mejores platos, los mejores postres y los mejores caldos, en definitiva lo mejor para poner encima de la mesa. Atravesamos algunos túneles y entrando y saliendo, vamos recibiendo alguna que otra sorpresa. Pues es un tapiz de colores y formas, salpicados aquí y allí por retazos suaves, armonizados por la acción humana. Es pues un paisaje humanizado, y entonces donde las gentes laboran y honran la sagrada tierra. Donde se han mantenido costumbres y como premio han obtenido el progreso y el bienestar. Rioja es una tierra sostenible, punta de lanza y modelo de la futura economía española.

  Adentrandonos en el valle del Ebro ya no la abandonaremos hasta Zaragoza. Es el Ebro el culpable de esta depresión, y de su clima más suave y de su pluviosidad, y de las mejores huertas de España, con el permiso de la fabulosa huerta Murciana. Llegamos a Haro capital de la rioja alta y después Logroño capital de la comunidad y paso obligado de peregrinos. Aquí sube alguno de ellos, pues es un punto habitual de entrada y salida del camino. A los viajeros no les suele gustar los peregrinos, pues para muchos es de tontos lo que hacen, no lo entienden, pero sobre todo no los soportan porque muchos van sudados y huelen mal.

  El tren llega a Calahorra y son las doce menos veinte de la mañana. La población es la segunda en importancia después de Logroño y es capital de la rioja baja. Hemos pasado diversas industrias conserveras, cooperativas etc. Este es un paraíso hortofruticola da gusto ir mirando por la ventana e ir viendo todas esas huertas, bodegas, industrias y por tanto esperanza de futuro, en gentes vivas, con nervio para trabajar.

  Cada vez que ha pasado el revisor, llevaba la misma cara de amargado, he optado en procurar no mirarlo cuando pasa. Es muy desagradable y prefiero ver otras cosas. Además debía de estar muy mal informado cuando me dijo que el tren iba completo pues hasta el momento han viajado seis personas más en este coche. Puede que se monten a falta de media hora para llegar a Zaragoza todos a la vez. No lo creo.

   Pasamos alfaro  que es la ultima población de la rioja, veo una garza boyera posada encima de una oveja, enseguida llegamos a el primer pueblo navarro Castejón de Ebro, donde había un tren en el anden un poco viejo y que parecía abandonado y donde se podía leer "tren del vino". Llevo un buen rato entretenido escuchando operas, también han puesto una película de Disney. El tren lleva buena marcha ahora y el valle es ahora mucho más amplio, menos abrigado. Pero las acequias abundan para hacer posible el riego de grandes campos de maíz, y luego vid y ahora frutales. No he pegado ojo en todo el viaje, no quiero perder detalle, es todo tan bonito... Tudela de navarra, reza el cartel a la entrada de la estación, son las doce y quince minutos, y no sabia que Tudela estuviera tan cerca de Zaragoza. Hay antiguas chimeneas abandonadas, de que se yo que industrias. Tudela es famosa por sus espárragos blancos, los cogollos de su mismo nombre, pimientos, alcachofas y sus corazones e infinidad de verduras.

  Y resulta que una de esas acequias va a ser el canal imperial de Aragon. A lo lejos intuyo las Bardenas reales. Donde hasta hace poco el ejercito del aire tenia un campo de tiro. Los pueblos y edificaciones que ahora pasamos a toda prisa parecen denostadamente más pobres y en su puertas aparcan coches de los de antes, como el mio con matricula de provincia de España. El ladrillo mudéjar aparece, después la moderna torre del agua de la que fue expo universal. Llegamos a la intermodal de Delicias Zaragoza, apenas con cinco minutos de retraso. 

    Salgo a la calle y miro como sigue dando vueltas el teleferico, que pusieron para cruzar el río y llevar a los visitantes de la expo 2008 directamente dentro del mismo recinto ferial de la exposición del agua. Recuerdo que Mark el amigo de Sevilla de Hiroko cruzo por este medio que suspendido se bamboleaba en el aire.

  Se ve un poquito el Pilar a orillas del rió y a lo lejos. Llegan recuerdos de ese verano, que de angustia me lleno. Bueno son recuerdos que siempre vienen, cuando uno recuerda que a quien más quiere, no esta o esta muy lejos.

  Ahora a esperar a que venga el resto, y mientras espero me voy a tomar unas cañas.  Luego tomaremos ese canfranero. 


                                                            Capitán: Hila-Chan.