.

Fin del siglo XX

Hasta ahora la crisis a la que hemos estado asistiendo es la agonía y muerte del siglo XX, Que como muchos otros siglos se resiste a pasar, pero ya no se puede posponer más la marcha, de este viejo, cansado y agotado siglo, ya no da para más; como muchas de sus leyes, pensamientos e ideas. La producción audiovisual que Eclectic Method realiza, es un perfecto resumen de lo que fue el siglo de las masas por excelencia en constante lucha y frenética aborigen consumista o alineada, que vemos en las catástrofes más dispares y con mayores desequilibrios, diferencias y discriminación sociales que finalmente la dignidad humana podía permitir. También se atisban las luces de la modernidad, esa proyección que siempre fue y es el futuro y que nos impulsa a lo desconocido, hacia el aprendizaje y ensanche de nuestro conocimiento común e individual, con ideas practicas, que nos pueden ayudar hacer una vida más fácil, dentro de nuestra cultura existencialmente social. Se vislumbran esperanzas que ha de ser el futuro, cuando ya entendemos mejor nuestra naturaleza y el universo que la rodea. Un futuro de seres independientes y libres que se fusionan con su tecnología, para pensar en paralelo y decidir en que lugar del universo quieren vivir. El  final de este siglo XX es lo que algunos han llamado con sorna y vaticinio de juicio final: La revolución de los Zombis. Y los amos del mundo se descojonan de risa mientras pueden. ¿Porque? Porque cada vez que sale una de esas manifestaciones de ciudadanos/as en la caja tonta, o cualquier otro medio de comunicación a nivel global, que se ha instalado sobre los países más incendiarios de espíritu latino, es como decir: Mirar esto es lo que pasa…Hay que apegarse más al siglo XX, al petróleo, las armas, los medicamentos…. Cuando en realidad esas manifestaciones son un puro desconcierto, de los que aun no saben que el siglo XX ha muerto y no entienden lo que esta pasando, de como se están adecuando las nuevas bases sobre los escombros del siglo pasado y eso les hace salir a la calle, -digo a la masa del siglo XX- ya que incluso a los cabecillas de esas manifestaciones, les gustaría perpetuarse en aquellas viejas ideas e incluso ¿porque no? si la inercia lo permite, tomar un poco de aquel poder, en grupos fraccionados de independentistas con más colores que el arco iris,  pequeños bancos de peces que seguirán tragando los peces grandes. Los Zombis son personas distraídas, millones de personas distraídas a las que les han quitado de golpe y porrazo lo que las masas del siglo XX les proporciono con ríos de sudor y llanto y no se dan cuenta de que el estado ha sido aniquilado, desmantelado. Que el futuro es la independencia económica, energética y de las comunicaciones, del individuo que ha aprendido auto-consumir y para nada se acuerda de aquello que llamaron sociedad del bienestar. El futuro esta cada vez más cerca cuando la idea de la ANARQUIA se aproxima, la única que sobrevive intacta sin la toga del fracaso; La única que no hay que refundar, porque nunca estuvimos lo suficientemente preparados para comprender, ni practicar y en todo este tiempo ha sido el sinónimo erróneo de caos y desorden el que la ha descrito, cuando la verdad es que no posee más que la libre voluntad del individuo, y la acción de cada individuo demuestra la verdad en cada uno de nosotros, porque cada uno de nosotros tiene lo que merece y ahora colabora en un cosmos de absoluta libertad, a la Anarquía no le mueve el poder, ni el dinero, la anarquía es un trocito de cada yo que se mueve independiente y se inserta al mismo tiempo allí donde es necesario como en cada parte con total normalidad, la Anarquía solo tiene un fin y es la conservación del genoma humano y de que este pueda viajar con toda seguridad. La fe no tiene porque estar en Dios, pero Dios da fe.

 

Corazonroto_3